Los niños y el periodo de adaptación en el colegio

Los cambios son complicados para todos, y cuando se trata de los más pequeños de la familia muchas veces estos necesitan de ayuda para que las nuevas experiencias no resulten abrumadoras: al mandar a los niños al colegio o a la guardería por primera vez estamos haciendo una enorme modificación en su rutina diaria y si bien no existen recetas mágicas que hagan que los pequeños vayan felices y contentos a la escuela sí que podemos contar con algunas recomendaciones y consejos que ayudarán a hacer de este proceso algo más sencillo y del periodo de adaptación algo menos complicado para los chicos. Esperamos que la información que tenemos para ustedes en el día de hoy resulte de utilidad.

El periodo de adaptación de los niños en el colegio

Como mencionamos al comenzar el articulo de hoy los cambios son difíciles de atravesar para cualquier persona y cuando se trata de niños pequeños esto puede ser aún más complejo: cambiar la rutina diaria por completo para comenzar a ser parte de una institución educativa para los pequeños es un salto enorme, por lo que requerirán de paciencia y de comprensión por parte de sus padres hasta superar el periodo de adaptación normal que todos los niños atraviesan en esta etapa de la vida. ¿Cómo vivir la etapa de adaptación de la mejor manera posible para todos? Veamos algunas cuestiones a continuación:

La comunicación es clave

Uno de los puntos básicos para preparar a los niños para la nueva etapa que está por comenzar es la comunicación: debemos anticiparles lo que va a pasar, siempre adaptando la situación a la edad del pequeño. Incluso puede ser una buena idea representar la experiencia de ir a la guardería o al colegio a través del juego, usando muñecos que representen a los distintos sujetos que van a intervenir para que pueda comprender que podrá pasarla bien y vincularse con otros niños.

Si son pequeños, que sea de apoco

Hoy en día son muchas las familias que tienen dos padres que trabajan: para ellos la guardería es una solución ideal para el cuidado de los hijos, pero cuando se trata de bebés lo mejor es incorporar la guardería de a poco. Si dejamos a nuestro bebé en la guardería 6 horas de corrido no solo será traumático para el niño sino contraproducente y probablemente no querrá volver al lugar.

No alargar las despedidas

Si bien es difícil dejar a los niños en el colegio o la guardería las primeras veces, sobre todo cuando no quieren quedarse o no se sienten a gusto, hacer despedidas largas termina siendo aún peor tanto para el pequeño como para los padres. La despedida debe ser breve y se le debe transmitir toda la seguridad posible al pequeño.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Share This