Los básicos sobre la actividad física durante el embarazo

Los básicos sobre la actividad física durante el embarazo

¿Quién dijo que las embarazadas no pueden hacer actividad física? Por lo general solemos asociar el embarazo a una etapa de reposo y de sumo cuidado con el cuerpo pero lo cierto es que esto último no tiene por qué significar que nos privemos absolutamente de hacer ejercicio. El ejercicio en el embarazo no solo está recomendado por los especialistas de la salud sino que además aporta grandes beneficios para la madre que está gestando. Siempre y cuando se adapten las actividades adecuadamente a cada etapa y no se haga ningún deporte extremo, el ejercicio es una excelente manera de mantenernos saludables durante el embarazo. En el artículo de hoy las bases que hay que conocer sobre la actividad física en la gestación.

El ejercicio durante el embarazo

La etapa del embarazo genera diversos cambios en el cuerpo de las mujeres y puede incluso traer consigo muchos dolores y molestias en las zonas lumbares y pélvicas: según investigaciones que se han hecho en las últimas décadas el deporte puede ofrecer muchos beneficios a las embarazadas precisamente para evitar este tipo de dolencias e incluso prevenir problemas articulares y lesiones. Siempre y cuando se realice un previo análisis clínico para verificar que todo está bien y se adapten los ejercicios a las necesidades de la mujer, el ejercicio físico puede significar una gran ventaja para la embarazada.

A la hora de escoger qué tipo de actividad física haremos durante el embarazo y con qué frecuencia e intensidad es importante analizar especialmente nuestro historial previo con el ejercicio. Dependiendo de cuánta actividad hacíamos antes nos encontraremos con distintas posibilidades: Las mujeres que eran muy activas antes del embarazo pueden continuar con el mismo nivel de actividad aunque la intensidad jamás deberá ser mayor a la que se implementaba antes de quedar embarazadas. En el caso de las mujeres que previamente hacían ejercicios prolongados es recomendable tener cuidado con la hipoglucemia y cuidar la ingesta adecuada de calorías.

Si bien existen muchísimas actividades que están altamente recomendadas durante el embarazo también hay otras tantas contraindicadas por ser riesgosas pudiendo generar fácilmente caídas, golpes o frecuencias cardíacas excesivas: los deportes de contacto, el paracaidismo, el buceo y otros deportes con gran riesgo de caída como el surf, el ciclismo o el esquí es mejor evitarlos durante esta etapa. Entre las recomendadas encontraremos actividades aeróbicas que tienen bajo impacto como el yoga, el pilates, las caminatas o la natación. Con un buen criterio personal y la recomendación de un especialista de la salud podremos mantener la actividad física sin poner en riesgo el embarazo.

One comment
  1. Pingback: Mitos sobre la concepción que hay que conocer

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Share This