Que es puericultura: aprendiendo lo básico

chocolat que es puericultura y productos para tu bebe

Es muy frecuente que en aquellas mamás que están transitando los últimos trimestres de su embarazo comience a sonar cada vez más seguido el término de la puericultura. Los bebés, sobre todo en sus primeros meses de vida, son personitas muy frágiles que requieren de cuidados especiales y cuanto más preparadas estemos para recibirlos y afrontar su desarrollo con todas las atenciones que se requieren, mejor.
Si te estás preguntando qué es puericultura y para qué sirve esta disciplina, te recomendamos continuar leyendo y echar un vistazo a todo lo que viene a continuación para estar informada al respecto y poder además recolectar consejos y herramientas útiles de cara a recibir al nuevo integrante de la familia.

Que es puericultura: Primeras nociones

Cuando pensamos en que es puericultura, lo primero que debemos hacer es comenzar por el origen etimológico del término para arrancar a construir un concepto acertado: por un lado, la palabra “pueris” quiere decir niño y “culturae” que hace referencia a la cultura y al hecho de vivir en sociedad y en familia.
A partir de la conjunción de esos dos términos en latín, surge la palabra puericultura que llevándola a nuestros días podemos decir que se trata de la disciplina o de la ciencia que se aplica en beneficio del desarrollo del niño desde las primeras semanas de gestación en el vientre de la mamá hasta sus primeros años de vida. Apunta a planos tanto físicos como sociales y psicológicos y enseña a la madre del pequeño a aplicar los cuidados y las reglas necesarias en cuanto a la higiene y el correcto manejo del niño. También nos referimos a este término al hablar de todo el conjunto de ropa, accesorios y complementos que nos ayudan a ese cuidado del bebé.

Quienes se dedican a la puericultura son llamados “puericultores”, aunque también se los conoce popularmente como pediatras, y se ocupan de acompañar a la mama desde la misma gestación del bebé hasta sus primeras etapas de vida brindándoles apoyo e información útil para un correcto desarrollo del pequeño.

Consejos de puericultura para el cuidado del recién nacido

Habiendo tenido ya un acercamiento a los conceptos y nociones básicas para responder a la típica pregunta que nos surge a todas sobre que es puericultura, es importante que tengamos en claro la importancia de esta disciplina para un crecimiento saludable del pequeño. Los cuidados infantiles tempranos son trascendentales para que el bebé pueda alcanzar el desarrollo cognitivo optimo y pueda comenzar a utilizar sus sentidos y a organizar los estímulos que recibe.
Los especialistas en puericultura aplican todos sus conocimientos en la consulta para la revisión y los cuidados del bebé recién nacido, pero lo cierto es que no están permanentemente con nosotros, por lo que debemos aprender ciertas cuestiones básicas que garantizarán la seguridad y salud de nuestro pequeño. En cuanto a la consulta, aún cuando veamos que nuestro bebé está optimo y parece no requerir ningún cuidado, en los primeros meses debemos asistir al pediatra al menos una vez cada 15 días. Veamos algunos consejos:

Los cambios de pañales

Ya hemos hablado de lo importante que es pediatría para el desarrollo de un niño, y una de las cosas que más preocupan a los padres de un recién nacido tiene que ver con el cambio del pañal: ¿cada cuanto lo hago? ¿Qué tipo de precauciones debo tener? El pañal se debe cambiar cuantas veces se necesite para que el pequeño se encuentre cómodo y para asegurar la higiene en sus partes intimas. Se debe usar siempre jabón hipoalergénico para limpiar los genitales.

El dormitorio del bebé

La habitación de un pequeño recién nacido debe tener acceso a la ventilación natural a través de alguna abertura que además aporte buena luz solar. Cuestiones como los ambientadores y el cigarrillo deben estar prohibidas en el dormitorio del bebé, al igual que dejar encendida la calefacción mientras el niño esté dentro.

Ombligo en recién nacidos

El ombligo de los recién nacidos es otro de los puntos básicos de la pediatría, y debe curarse al menos 3 veces al día con alcohol. Es importante que se mantenga limpio y totalmente seco, así prevenimos infecciones. Suele tardar de 1 a 3 semanas en darse por completo.

La higiene del bebé

Los bebés recién nacidos son delicados, y el momento de asearlos se vuelve todo un desafío.
Al menos durante sus primeros días de vida, es recomendable evitar bañar a los pequeños, por lo que debemos emplear otro tipo de técnicas de aseo para asegurarnos de que están limpios y cómodos. Lo mejor es utilizar paños y limpiar de manera delicada la piel del bebé, comenzando por los pliegos y continuando por otras zonas que tienden a ensuciarse como la cola y los genitales. En el caso de las mujeres, es importante que la limpieza de genitales se haga de adelante hacia atrás para evitar que la suciedad y los gérmenes se vayan hacia la vulva y la vagina.

Una vez que nos sentimos seguras y tenemos la autorización del pediatra para poder comenzar a bañar a nuestro bebé, es importante que encontremos una bañera que se adecúe al pequeño y que sea de un tamaño acorde: además de ser más segura, será mucho más cómodo y práctico para nosotras.

Antes de desnudar al bebé y comenzar con el baño, debemos limpiar muy bien sus ojitos utilizando algún suero o solución fisiológica junto con un algodón. Esto también puede aplicarse en las orejas, siempre de manera delicada para no lastimar o incomodar al pequeño. Aseados los ojos y las orejas, podemos pasar a sumergir al pequeño en el agua tibia, asegurándonos siempre de que la habitación cuenta con una temperatura agradable. Debemos limpiar el cuerpito del bebé de manera muy suave, nunca frotando su piel. En los primeros meses debemos evitar utilizar talcos u otras sustancias como colonias ya que podrían provocar alergia o irritar la piel del niño generando dermatitis.

Y tras un buen baño por supuesto utilizar ropa con tejidos orgánicos como bodys o pijamas así como tener mucho cuidado en escoger camisetas interiores de calidad ya que serán la segunda piel del pequeño/a y pueden irritarle si son tejidos que no dejan transpirar adecuadamente. Puedes ver en nuestro catálogo de bodys Chocolat Baby la colección 2016 con algunos modelos tanto para niño como niña que puedes encontrar en tiendas de toda España.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Share This