Pegar: La peor manera de educar

Muchos padres consideran que pegar o golpear a sus hijos es la manera adecuada para educarlos, no obstante, al pegarles sólo fomentas el maltrato y la agresividad, aparte que el niño te tendrá miedo y no es lo que se busca, lo que se busca es que el niño tenga respeto y que se comporte como una persona civilizada.

cq5dam.thumbnail.633.346

¿Por qué pegar es un comportamiento primitivo?

Los humanos somos seres razonables, capaces de pensar y transmitir ideas oralmente y por escrito. A la hora de educar a nuestros hijos pegar es un comportamiento primitivo porque al pegarle a tu hijo no te das la oportunidad de expresarle qué hizo mal y por qué no lo debe hacer, al pegarle sólo haces que el niño se asuste y llore.

¿Por qué se comportan mal?

Antes de sacar conclusiones prematuras hay que indagar el por qué tiene ese comportamiento, ya sea que muerda, golpee a los demás o no te haga caso, debes ver el por qué. Los niños también cuentan con preocupaciones, muchos se comportan mal porque quieren más atención de las personas mayores o por el simple hecho de que quieren algo y no lo pueden conseguir.

Consecuencias de pegar a la hora de castigar

Debemos tener claro que si bien muchas veces los niños dejan de comportarse mal cuando se les pega, no es una buena ni duradera solución, los niños aprenden de lo que oyen y sobretodo de lo que ven, si te ven a ti golpeándolos o a su hermano ellos van a pensar que esa es la solución ante algo que les desagrada, entonces, no te extrañes que al llevarlo a la guardería, maternal o preescolar le haga lo mismo a los demás niños.

Al bofetear o darle un golpe a tu hijo su autoestima baja, sólo fomentas la violencia y muchas veces estos niños al crecer se vuelven violentos, rebeldes, desobedientes, y la conexión entre padre e hijo se pierde, los niños pierden la confianza con sus padres y sólo sienten temor ante ellos, y a la hora de tener hijos quizás repitan el mismo ciclo ya que, según su punto de vista es la manera adecuada de solucionar los problemas.

¿Cómo evitar pegarle a tu hijo?

Ante una situación que amerite un regaño o una lección, evita enojarte tanto, trata de calmarte, al principio quizás sea difícil pero recuerda que es por el bienestar de tu hijo. Antes de toparte con una situación como esas medita y piensa lo que harías, así ya evitas reaccionar violentamente.

Métodos alternativos ante los golpes

Existen muchas formas de educar a tu hijo, una de las más fáciles es conversar con él, a pesar de que sientas que tu hijo es muy pequeño o sientes que no te va a entender, ellos lo harán. Los niños son capaces de procesar mucha información. A la hora de regañar bájate hasta su nivel, míralo directo a los ojos y con una voz fuerte y una cara seria explícale por qué no debe hacer eso y cuáles serán las consecuencias si se vuelve a comportar así.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Share This