Obesidad infantil: consecuencias y ¿Cómo evitar que tu hijo la padezca?

obesidad-infantil-1

La obesidad es uno de los problemas o enfermedades que padecen muchas personas en el siglo XXI. La obesidad en años pasados sólo era cosa de adultos, pero ahora se ha extendido hasta los niños, y ¿cuál es el problema?

Bien, los niños que sufren de obesidad a tan temprana edad tienen tendencia a seguir así en su vida adulta y si no está mal ser gordo, el problema recae en su salud.

Las personas que sufren de diabetes son más propensas a padecer diabetes, problemas cardiacos debido a la cantidad de grasas malas que consumen, entre otros problemas.

Consecuencias:

  • Resistencia a la insulina: La insulina es una hormona que produce el pancreas, la cual se encarga de hacer que las células puedan absorber los nutrientes provenientes de los alimentos. Si el cuerpo tiene resistencia  a esto es probable que el niño pueda terminar con diabetes tipo 2.
  • Fatiga: Un niño con sobrepeso probablemente es un niño infeliz ya que, no pueden realizar las mismas actividades que los niños saludables que tienen igual edad.
  • Baja autoestima: A pesar de que el niño pueda que no se sienta mal al ser tan pequeño al crecer podría sufrir de abuso por parte de sus compañeros al ser obeso y no poder realizar las mismas actividades.
  • Diabetes: Es una de las peores enfermedades, puede durar toda la vida o un plazo de ella dependiendo del tipo de diabetes que se padezca. Causa cosas como pies hinchados, imposibilidad de comer todo tipo de alimentos, restricciones a la hora de hacer ejercicio. IMPORTANTE: Muchos niños provienen de familias en las cuales ya se ha tenido diabetes, si tu familia es uno de esos casos debes tener mucho más cuidado con la cantidad de azúcar que consume tu hijo.
  • Enfermedades cardiovasculares.
  • Formación de algunos tipos de cáncer (como el de colon, mama).
  • Dependencia a la azúcar.
  • Dificulta su desarrollo y crecimiento.

¿Cómo evitar que tu hijo padezca de obesidad?

Cabe destacar que primero el niño debe tener una dieta saludable, consumir muchas frutas y vegetales, comer todas sus proteínas y vitaminas. Si tu hijo está pequeño y no le gusta comer mucho puedes acompañar las comidas con algún batido para niños que le aporte todo lo necesario.

No está mal que tu hijo consuma una que otra merienda la cual contenga azúcar procesada , sin embargo, mientras menos mejor, puedes crear tus propios dulces saludables haciéndolo con frutas como bananos, fresas, uvas, experimenta con varias cosas saludables hasta dar con una que le guste.

Recuerda: Que tu hijo esté saludable es tu responsabilidad, debes enseñarle desde pequeño a comer bien y a ejercitarse. Tienes que enseñarle la importancia de una dieta saludable y por qué los dulces no son una comida nutritiva, a pesar de que creas que no te va a entender, no es así, por lo tanto siempre que puedas recuérdaselo.

Si tu hijo es obeso o sospechas que tiene un grado de obesidad llévalo a un pediatra el cual le puede dar una dieta que lo ayude a llegar a un peso normal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Share This