Técnicas para hacer que los niños obedezcan

padres-hijos-disciplina-castigos

La obediencia muchas veces es algo que los niños no tienen, por lo general a los niños les encanta molestar a sus padres después de que tuvieron un largo día de trabajo, haciendo que estos se estresen y terminen utilizando las técnicas o correcciones equivocadas sólo para que  estos dejen de portarse mal, sin embargo, como se muestra en el artículo “Pegar: la peor manera de educar”, esta técnica no es la mejor y no debería utilizarse.

Entonces, antes tantas reglas que nos colocan como padres, y en donde es mejor no golpear a los niños ni gritarles, ¿Cuáles son las mejores técnicas para que estos obedezcan mis órdenes?, bien, aquí te damos algunas técnicas sencillas de seguir para que puedas controlar a tu pequeño.

  1. Las instrucciones dadas deben ser claras y sencillas. Así de simple, si quieres que tu hijo haga algo díselo de manera tal que él pueda entender, no uses palabras tan intrincadas.
  2. Las instrucciones deben ser dadas una por una. Si quieres que por ejemplo tu hijo acomode su cuarto no le digas: “recoge tu cama, tus juguetes, tus zapatos, tu ropa”, dile “recoge tu cama” luego que lo haga dile “recoge tus juguetes”, y así… De esta manera no lo atareas y él puede hacer las cosas con más cuidado.
  3. La exigencia a obedecer debe hacerse de forma gradual. No debes exigirle a tu hijo que pase de hacer nada a que haga todo lo que quieres, tienes que empezar poco a poco, comenzando con tareas fáciles y sencillas hasta otras más complejas.
  4. Evita castigarlos tan frecuentemente. Si el niño no hace algo trata de advertirlo, no le des un castigo de una vez.
  5. No le des recompensas. No porque te haga caso significa que el niño debe tener alguna recompensa, al contrario, debe tener claro que es su responsabilidad hacerte caso y que eso no trae ningún regalo, es sólo un deber.
  6. Dale uno que otro elogio. Si bien las recompensas no son una buena idea, hacer un comentario como que “Mi hijo sí es obediente” o mi “hijo sí me ayuda” no es malo ya que le darán más ganas de hacerte caso.
  7. Dale las gracias. Agradecer porque te haga un favor es bueno.
  8. Sí, la paciencia es la mejor amiga de los padres, los padres deben contar con mucha paciencia ya que, muchas veces los hijos no hacen caso y es normal, recuerda que son pequeños, pero sobre todo recuerda que son tus hijos y depende de ti que ellos cumplan con sus responsabilidades.

Puedes seguir todas estas técnicas y aun así no tener ningún resultado, pero no te preocupes, si tu hijo no te obedece no significa que seas un mal padre, al contrario, en muchos casos es porque en realidad no hay una fórmula mágica que permita que tu hijo sea obediente, no, eso no existe, si estas técnicas no funcionan trata de cambiar tus formas y ser un poco más exigente. Recuerda, no pierdas las esperanzas.

Y si tu hijo hace berrinches te puede interesar: Cómo controlar los berrinches o rabietas de tus niños

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Share This