La intolerancia al gluten en niños

niños

La intolerancia al gluten, también conocida popularmente como celiaquía, es una de las dolencias crónicas intestinales más comunes alrededor del mundo y la enfermedad más frecuente en el continente europeo. Sin ir más lejos, la FACE (Federación de Asociaciones de Celiacos de España) indica en sus estadísticas que uno de cada 250 nacidos en España sufre de enfermedad celiaca, habiendo más de 20 mil casos en toda España por el momento. ¿Cómo darnos cuenta si nuestro hijo es celiaco? ¿Qué implica esta enfermedad en los más pequeños? En el artículo de hoy te contamos todo lo que hay que saber sobre el tema.

La enfermedad celiaca en niños

La intolerancia al gluten es, como les comentamos al inicio del artículo, una enfermedad crónica del aparato digestivo que afecta principalmente al intestino delgado como consecuencia de la intolerancia a la proteína que se encuentra presente en las harinas de cinco cereales distintos: trigo, centeno, cebada, malta y avena.

La ingesta continua de gluten en la vida diaria para quienes padecen de celiaquía produce una lesión en las vellosidades del intestino (estas son las que se ocupan de absorber los distintos nutrientes de los alimentos). Por lo general quienes tienen dañadas estas vellosidades por la ingesta de comidas con gluten sufren de mala absorción de nutrientes y por ende también de desnutrición.

Síntomas y diagnostico de la celiaquía en niños

Establecer el tipo de síntomas específicos que caracterizan a la celiaquía puede resultar bastante complejo, ya que se manifiesta de distintas maneras en cada persona: algunos la desarrollan en la infancia con síntomas muy notorios y a otros les aparece en la etapa adulta. De todas maneras, existen algunos elementos típicos que pueden indicar la existencia de esta intolerancia:

  • Diarreas y estreñimientos crónicos
  • Gases
  • Cólicos intestinales
  • Fatiga, apatía y debilidad
  • Anemia
  • Hinchazón de abdomen
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Dolores abdominales frecuentes
  • Erupciones en la piel
  • Dolores en los huesos y calambres musculares

Para el diagnostico de la enfermedad celiaca en niños se suelen tener en cuenta tres factores: sospecha clínica de la dolencia a partir de los síntomas, serología y una biopsia del intestino para observar lesión en las vellosidades. La biopsia intestinal se lleva a cabo a retirando tejidos del intestino delgado mediante una endoscopia que suele requerir sedación completa del paciente y a pesar de ser invasiva no duele en absoluto.

Ante cualquier síntoma mencionado o signos de apatía y desgano en el niño es fundamental acudir a la consulta del médico cuanto antes para evacuar cualquier duda y realizar los exámenes correspondientes con el objetivo de determinar si padece o no de enfermedad celiaca.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Share This