¿Qué hacer si mi hijo sufre bullying?

hijo-bullying

El papel de los adultos en los casos de hostigamiento en el ámbito escolar es, definitivamente, muy necesario: la intervención de los padres tanto en el caso de la víctima como en el del victimario es realmente trascendental para terminar con este problema que perjudica a tantos niños y niñas hoy en día. En el artículo de hoy les contamos algunos puntos importantes que se deben conocer para encarar el problema del bullying de la mejor manera posible.

¿Qué es el bullying?

Hoy en día es bastante frecuente oír la palabra bullying ya sea en las conversaciones cotidianas o incluso en los medios de comunicación: el acoso escolar, que puede ser en persona o por medios cibernéticos, es una forma de violencia que se ejerce entre pares en el ámbito educativo.

El bullying puede manifestarse de diferentes maneras, ya sea a través de la violencia física o verbal. Lamentablemente el acoso escolar genera en los niños que lo sufren repercusiones negativas que pueden afectar a su crecimiento, desarrollo y por sobre todas las cosas a su bienestar y educación.

¿Qué hago si mi hijo sufre bullying?

Por lo general los niños que sufren de acoso escolar no suelen contárselo a sus padres por temor a las repercusiones que esto pueda llegar a tener: para poder identificar estas situaciones es importante que observemos muy bien los cambios en la conducta de nuestro hijo, sobre todo al regresar del colegio. Si notamos que el pequeño vuelve triste, enojado o se muestra reacio a volver a la escuela al día siguiente, debemos tomarlo como una señal de alerta.

La comunicación es la clave para poder enfrentar estas situaciones de acoso escolar: hablar pero por sobre todas las cosas escuchar al niño que está pasando por estas circunstancias desagradables para comprender y saber cómo proceder más adelante. Brindar contención y apoyo en estos casos es trascendental para que el chico se sienta seguro.

Mantener la calma

Cuando escuches a tu hijo relatar las situaciones de acoso que sufre en la institución educativa por parte de sus pares no te desesperes ni muestres ningún signo de preocupación ya que podrías generar sensaciones negativas y más temor en el niño.

El no tiene la culpa

Felicita a tu hijo por haber tenido el coraje de contarte todo lo que está sufriendo y hazle saber que él no tiene la culpa de ser víctima de hostigamiento. En muchos casos los niños se responsabilizan a sí mismos por el maltrato que reciben de sus compañeros, y lo cierto es que todos merecemos ser tratados con respeto.

Habla con la escuela

El centro educativo debe ser informado de la situación para que pueda estar más alerta y mantener a los padres del niño informados sobre los avances de las circunstancias.

Ayuda profesional

El hostigamiento escolar puede generar muchísima ansiedad en los niños e incluso llegar a consecuencias peores como la depresión, por lo que lo mejor es siempre contactar con un psicólogo profesional para que te ayude a encarar la situación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Share This