¿Cómo evitar la obesidad infantil?

consejos-obesidad

Según la Organización Mundial de la Salud la obesidad en los seres humanos ha pasado de ser una epidemia a convertirse en una verdadera pandemia que preocupa cada día más a los expertos. En líneas generales, una pandemia es una enfermedad que se extiende prácticamente en todos los países del mundo y que ataca casi a todas las personas que residen en una determinada región. Ahora bien, entre los distintos focos vulnerables nos encontramos a los niños, siendo hoy la obesidad infantil una problemática que preocupa y mucho a los profesionales de la salud como consecuencia de su avance desmedido en las últimas décadas. En el artículo de hoy hemos recopilado una serie de útiles recomendaciones para todos aquellos padres que busquen mejorar la salud de sus pequeños y evitar la obesidad en edades tempranas.

Consejos para evitar la obesidad infantil

Como bien lo mencionamos al comenzar el articulo la obesidad es una enfermedad que en las últimas décadas ha comenzado a verse como una verdadera pandemia en virtud del avance que ha tenido sobre la sociedad: en el caso de los más chicos, la obesidad puede llegar a ser realmente peligrosa y ser la precursora de otro tipo de enfermedades mucho más graves. Se cree que más del 20% de los niños sufren de obesidad, y para lograr combatir esto solo hace falta modificar ciertos hábitos y conductas de la vida diaria que nos hacen propensos a padecer esta dolencia.

Hábitos alimenticios. Una dieta balanceada con todos los nutrientes necesarios es la base para una vida saludable y para prevenir la obesidad infantil. Los padres debemos cuidar la alimentación de nuestros hijos tratando de inculcar el consumo de frutas, verduras y tratando de evitar los azucares refinados y las grasas saturadas. Para evitar la adicción de los pequeños a los aditivos artificiales se recomienda tratar de escoger alimentos frescos y naturales.

La hidratación. Beber agua es fundamental para la salud de cualquier persona incluyendo a los más pequeños. Una gran porción de nuestro cuerpo está formado por agua, por lo que recuperar lo que se va perdiendo en el día e hidratar a los niños constantemente es básico para prevenir el sobrepeso y mantener una salud optima. Se recomiendan aproximadamente 2 litros diarios.

Evitar el sedentarismo. El sedentarismo es el principal enemigo de las nuevas generaciones. Mirar televisión o jugar a los videojuegos llama mucho más la atención a los pequeños que salir a jugar al aire libre. Es importante que desde casa hagamos lo posible para inculcar el hábito de la actividad física incentivando a los pequeños a realizar algun deporte o a jugar fuera de casa haciendo cosas que impliquen movimiento. Los expertos recomiendan evitar que los pequeños pasen más de 2 horas diarias frente al ordenador o al televisor.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Share This