Consejos útiles para ir a la playa con el bebé

consejos playa con el bebé

Nos encontramos en pleno verano y nada mejor que hacerse una escapada de fin de semana a alguna playa cercana para disfrutar del sol y del océano: este tipo de actividades son sumamente reconfortantes para todos, pero lo cierto es que cuando hay bebés de por medio los padres solemos tener ciertas preocupaciones que empañan la agradable sensación de tener la posibilidad de pasar unos días en la playa. Para que esto último no suceda y podamos sacarle todo el provecho a nuestras vacaciones o escapada, lo mejor es tener presentes algunas recomendaciones que harán que el bebé pueda pasárselo en grande igual que los adultos en la costa. En el artículo de hoy, tips para ir con nuestro pequeño a la playa sin problema alguno.

¿Cómo disfrutar de la playa con mi bebé?

Cuando llega un bebé a la familia un día en la playa no significa lo mismo que antes: aparecen nuevas preocupaciones y comenzamos a pensar en qué es lo mejor para el pequeño y su seguridad. Este tipo de miedos normales que surgen a raíz de la maternidad y paternidad no deben impedirnos disfrutar, por lo que es importante que podamos viajar sin estrés con el bebé manteniendo los cuidados imprescindibles pero sin dejar de lado el disfrute que una jornada de playa traerá para toda la familia incluyendo al más pequeño.

Cuidado con el calor

Una de las mayores precauciones que debe tenerse cuando se visita la playa con un niño pequeño tiene que ver con la exposición al sol: los bebés no tienen la misma capacidad para regular su temperatura que los adultos, por lo que lo recomendable es llevarlo a la playa en aquellas horas en las que los rayos solares no sean tan intensos. Por la mañana temprano es un excelente momento para visitar la costa con bebés sin ponerlos en riesgo.

Imprescindibles en el bolso

Para poder disfrutar adecuadamente de una jornada de playa con un bebé pequeño es fundamental que los padres vayamos muy bien equipados: por lo general solemos ir a todos lados con el bolso del pequeño, y la playa no debe ser la excepción. ¿Qué no debe faltar en nuestra mochila para el niño? Una toalla que servirá tanto para cambiar pañales como de superficie para que el niño juegue sin dañarse con la arena; sombrero para proteger la cabeza del sol; ropa adecuada y un sweater por si llega a bajar la temperatura; gafas especiales para bebés que protejan sus ojos; protector solar adecuado; mucha agua; aperitivos y snacks.

Precauciones con la arena

No se recomienda en absoluto dejar que el bebé esté desnudo en la playa y en contacto directo con la arena: la piel de los pequeños es sumamente frágil, y la arena es definitivamente un irritante para ella. Por otro lado se trata de una superficie que está en constante contacto con todo tipo de cosas y esconde muchísimas bacterias que pueden generar infecciones diversas, por lo que definitivamente el niño debe estar siempre con algo de ropa y evitar que se le meta arena en el pañal.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Share This