Armando la habitación del bebé de manera optima

habitación bebe

Cuando se habla de una habitación optima para un bebé no solo se hace referencia a la comodidad y la decoración de la misma, sino también a ciertos puntos y medidas de seguridad que se deben tener en cuenta sí o sí al planificar cómo será el cuarto del niño que está por venir para que pueda descansar en un ambiente sano, cómodo y por sobre todas las cosas completamente seguro. En el artículo de hoy te contamos qué se debe considerar al momento de armar la habitación de un bebe para que sea justo lo que el peque necesita.

Armando la habitación del bebé

¿Algo más emocionante para una familia que el recibimiento de un nuevo bebé? Lo cierto es que se trata de un acontecimiento sumamente importante para cualquiera, y al momento de planificar la habitación del niño todo debe estar a la altura. Si bien la decoración del cuarto es un factor que interesa a la mayoría, uno de los puntos que no debe dejarse de lado al armar un cuarto para un niño recién nacido es el de la seguridad. Si te interesa saber qué considerar para que la habitación de tu pequeño sea perfecta y segura, toma nota de lo que viene:

La pintura de la habitación

Si la habitación para tu bebé requiere de pintura o empapelado, esto debe hacerse sí o sí al menos 8 semanas antes de que llegue el nuevo miembro de la familia a casa: los productos químicos que se utilizan en estos procesos pueden resultar dañinos y quedan en el aire y en las paredes bastante tiempo después de haber sido colocados, por eso la importancia de la anticipación. Además de hacerlo con tiempo, también debemos dejar ventilar la zona dejando abiertas las ventanas.

La luz y el buen descanso

La cuna o la superficie de descanso para tu bebé debe ser colocada en un sitio al que no le de la luz directa durante el día, sobre todo por la mañana, ya que esto afectará a la calidad de su descanso y por lo tanto a su calidad de vida y desarrollo en general. En caso de que se trate de una habitación con mucha luz natural debemos considerar la colocación de persianas o buenas cortinas protectoras para asegurarle al bebé la oscuridad que necesita para dormir.

Evitar los almohadones

Al armar la cunita de nuestro bebé es fundamental que no coloquemos ningún tipo de almohadón o chichonera al menos hasta que el pequeño haya cumplido el año de vida y estemos seguros de que no resultan elementos peligrosos. Tanto las almohadas como las chichoneras pueden sofocar al bebé y tener consecuencias fatales.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Translate »
Share This